Pedales del piano

Pedales de un piano

Confiésalo. En algún momento has debido tener algún ápice de duda acerca de la funcionalidad de estos pedales, algo puedes intuir, pero…, ¿lo sabes todo? En este artículo voy a intentar disipar tus dudas, acompáñame durante este blog y si aún sigues teniendo dudas pregúntame lo que quieras por el chat.

Primero y antes de nada he de aclarar que existen 3 tipos de pianos: digitales, verticales o de pared y colas. Y como estarás imaginando, los pedales no son los mismos. Es decir, existen diferencias sutiles entre ellos y voy a abordarlas enseguida. Empezamos por… ¿Piano de pared?

Piano de pared o vertical.

El piano de pared o piano vertical es el que tiene la tabla armónica verticalmente, el más utilizado para las personas que estudian en casa y no tienen suficiente espacio (o dinero) para permitirse un cola. Un piano vertical tiene 3 pedales: (empezando desde la derecha)

Pedal de resonancia. Es el que todo el mundo conoce o intuye para que sirve; también el más utilizado y considerado “más importante”. Este pedal, al pulsarse, libera los apagadores de las cuerdas situadas en la tabla armónica y provoca que la nota (o notas) sigan sonando aunque ya hayamos dejado de pulsarla. Pero cuidado, excederse y abusar de ese pedal puede estropear o saturar la melodía que se esté ejecutando.

Pedal sordina. Este pedal UNICAMENTE lo tiene el piano vertical. ¿Por qué? porque es el único que lo necesita (obviamente). Es el pedal central y al pisarlo, una tela se interpone entre las cuerdas y los macillos, que al golpearlas reduce enormemente el sonido. Este pedal se utiliza fundamentalmente para estudiar sin molestar a nadie.

Pedal de aproximación. En la izquierda encontramos a este pedal algo más especial, al pisarlo, los macillos se acercan a la tabla armónica acortando así su recorrido de golpeo y provocando un timbre más suave.

Piano de cola.

Pedal de resonancia. Posee la misma función que en el piano vertical.

Pedal tonal o sostenuto. Este pedal cambia respecto al piano vertical ya que un piano de cola no tiene sordina. El concepto de este pedal es parecido al de resonancia. Realiza el mismo efecto que el de resonancia con la diferencia que las notas afectadas por el pedal no se ven alteradas por las ejecutadas posteriormente. Es decir, toco un acorde (DO-MI-SOL), sin dejar de levantar los dedos sobre los acordes PRESIONO el pedal, tras ello, levanto los dedos del acorde y prosigo a tocar al gusto, esas notas posteriores ya no tienen resonancia, mientras que el primer acorde si la sigue manteniendo.

Pedal unicordio. Otra diferencia respecto al piano vertical es el pedal izquierdo, a diferencia de la función de aproximar los macillos a la tabla armónica en el piano vertical, en el piano de cola, al presionar este pedal, todos los macillos se desplazan hacia un lado, consiguiendo así que el golpeo de cada macillo se efectúe a dos cuerdas (de las tres que hay en la tabla armónica horizontal). De esta forma se logra un timbre más dulce, más colorido.

Como última observación, comentar que los pianos digitales simulan los pedales de los pianos de cola por una sencilla razón, carece de sentido imitar la sordina en un piano digital dado que podemos bajar el volumen a nuestro antojo.

Espero que haya disipado dudas en este blog y la lectura haya sido agradable. Recordad que podéis adquirir vuestro piano Kawai al mejor precio AQUI.

¡Que tengáis un día musical y lleno de alegría!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter
Instagram